Buscar este blog

jueves, noviembre 08, 2012

Adopciones, Tarea Pendiente



El reportaje Colima, oasis de adopciones para extranjeros, aparecido en el número 6 de la revista mensual Reporte AF, nos muestra un mundo terrible con el que convivimos día a día y ni siquiera sabemos que existe en nuestro entorno.
Más allá de la pulcritud, de la precisión de los datos, del seguimiento a la historia, de las evidencias mostradas  en el trabajo hecho por Esaú López y Norma Dávila, lo que impresiona es que, a diferencia de los cuentos y las películas, aquí los malvados están libres y siguen e lo suyo.
Esta es una de las enseñanzas del trabajo periodístico, que los malos, los violadores de la ley, pueden triunfar cuando existen vacíos legales, cuando hay lagunas jurídicas devenidas en océanos.
Si bien es cierto que, tal como lo precisó el magistrado presidente del Supremo Tribunal  de Justicia del Estado, en las adopciones señaladas se cumplió con todos los requisitos que señala la ley, lo cierto es que, en comparación otras entidades del país, en Colima hacen falta mayores controles, más cuidado en los procedimientos y mayores alcances y señalamientos en el ámbito jurídico.
El asunto de la adopción tiene varias caras: la del adoptante y la del que entrega a su hijo ante la imposibilidad material y humana de mantenerlo, de darle educación, vestido, sustento y buscando que tenga un mejor horizonte que el de sus padres y hermanos.
Esa es una y otra es el de quien adopta, que busca resolver también un asunto emocional, vital e muchas ocasiones, cumplir un sueño: tener un hijo a quien educar, a quien enseñar, con quien convivir.
La otra es de las instancias que median entre quienes buscan niños que adoptar y entre quienes entregan a sus hijos por algunas o todas las razones antes expuestas.
Este es un tema que requiere la intervención de los diputados locales para que revise el marco jurídico existente y hagan las modificaciones legales que sean necesarias para darle mayor transparencia al procedimiento, más obligación de las autoridades implicadas, las municipales y estatales y más vigilancia de que realmente se cumpla con lo determinado en la ley.
Entregar a un hijo, por las razones que sean, no debe ser un proceso sencillo, un trámite cualquiera, porque desprenderse de un hijo para siempre debe ser dolorosísimo, aun cuando se racionalice el hecho de que el bebé podrá tener una mejor vida, con todo lo que ello implica,  con su nueva familia. Esa expectativa es el único consuelo posible para los donantes.
Por eso la autoridad debe acompañar a los padres donantes para verificar no sólo que todo se ajuste a lo que la ley determina, sino que, en la medida de lo posible,  establezca mecanismo que le permitan verificar, de una manera periódica, el cumplimiento de esas expectativas.
Por eso, el trabajo periodístico presentado por Reporte AF merece una relectura, pero sobre todo, debería formar parte de la agenda legislativa de todos los diputados que integran la 57 legislatura local.
Por desgracia, hasta hoy, las señoras y señores diputados locales no han dado muestras de tener interés de abordar los asuntos importantes, sino sólo los urgentes: qué comisión presidirán, cuántos auxiliares tendrán, de qué color será su ipad, similares y conexos, pero ojalá, cuando estos asuntos tan importantes estén resueltos, puedan empezar a trabajar en temas los que importan a la sociedad.
Tres Comentarios al Margen
1. Según el director del Centro SCT en Colima, Benito García Meléndez, el alcalde porteño, Virgilio Mendoza Amezcua,  pone en riesgo la aplicación de 933.7 millones de pesos por parte del gobierno federal  al impedir la continuación de la construcción del túnel ferroviario.
Según el funcionario federal, hoy será  presentado el proyecto al presidente municipal y le pusieron como fecha máxima para su aprobación, por el el cabildo,  el próximo martes 13, porque de no ser así, el funcionario federal panista amenazó con hacer una terminación anticipada porque no se dan las condiciones para que se pueda hacer esta obra.
El asunto es sencillo: el presidente municipal Virgilio Mendoza tiene que cumplir con lo que le ordena el director del Centro SCT en Colima, Benito García Meléndez, porque de lo contrario, si pretende que la SCT le de 200 millones de pesos para otras obras, entonces se quedará sin miel y sin jícara y se llevará, amenazó, los 933.7 millones de pesos para otros proyectos en otros lugares: “si las autoridades municipales consideran que no es necesaria esa inversión, el gobierno federal destinará esos recursos para otro proyecto en otro estado, en donde sí quieran aprovechar los recursos y realizar este tipo de obras para sus municipios”.
Seamos sinceros: el del funcionario federal es un argumento tramposo, porque habla como si la dependencia que dirige hubiera cumplido con todos, todos, los requisitos legales para autorizar el proyecto.
Según recuerdo, el alcalde porteño dijo que no se había cumplido con el requisito obligatorio de consultar a la población y que se cumpliría con ello al pie de la letra. Lo de los recursos para obras adicionales es otro asunto, pero la SCT y su delegado estatal pretenden “torcerle” la mano al alcalde y su cabildo y con ello a los porteños, que día tras día sufren la prepotencia, el abuso y la ineficiencia de la SCT y otras dependencias federales.
¿Cuál será la respuesta del alcalde y el cabildo manzanillense?
Eso lo sabremos el martes próximo.
2. En el municipio de Colima hay necesidad de regular el tránsito vehicular. Son demasiados vehículos y aunque aparentemente hay muchas calles por donde circular, la mayoría circulamos por unas pocas, muy pocas y ello provoca tránsito lento en horas pico y accidentes y percances viales. También es de reconocer que los automovilistas solemos andar hechos la mocha por la ciudad y que rehuimos las calles empedradas porque no podemos ir a altas velocidades.
Esta es una tarea que debe ser analizada a fondo por la administración del profesor Federico Rangel. No es sencilla, pero algo debe hacer en le corto plazo para regular mejor el tránsito citadino.
3. Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir. Honoré de Balzac
Twitter: @macosta68

3 comentarios:

Actitud que Genera Cambios dijo...

Desafortunadamente, en México, padecemos la mayoría de un mal llamado "apatía" la adopción es un ejemplo más, aun no somos capaces de pensar colectivamente, de buscar un beneficio común, que se traduciría por ende, en un beneficio personal, somos incapaces de pensar en leyes y mecanismos regulatorios para los distintos temas que rigen nuestra sociedad, hasta que nos sucede un problema concreto, es que le ponemos atención y nos informamos, mientras tanto, no nos importa y lo mismo sucede con los diputados, pues si no es un tema que les pueda dar un beneficio de algún tipo, ya sea económico o político, difícilmente le pondrán atención, así pues mi opinión muy personal, sigue siendo la participación ciudadana el camino, en la medida que el ciudadano se preocupe y se ocupe de los distintos temas que rigen una comunidad, es como tendremos mejores leyes que aseguren una mejor convivencia.

Miguel Acosta Vargas dijo...

Tiene usted razón. Por eso es obligación nuestra, como ciudadaos y como periodistas, poner los temas punzantes en la mesa y en este espacio eso trato de hacer, aunque sea de vez en vez.
Muchas gracias por leer la columna y más por comentarla.

Anónimo dijo...

Аttractive section of content. Ӏ јuѕt stumbled uρon yоur web site and іn acсession caρital to
claim that I aсquiгe actually enjoyed aсcοunt
your wеblog postѕ. Any way I'll be subscribing in your feeds or even I fulfillment you get admission to constantly rapidly.

my web-site: skin lightening