Buscar este blog

Cargando...

domingo, diciembre 29, 2013

2014, Volver a las Raíces



Es fin de año, mi última colaboración del año 2013. Es tiempo de hacer reflexiones sobre lo que fue éste, pero también de lo que podemos esperar del próximo año, de expresar nuestros propósitos y de agradecer por lo que recibimos en éste.
El PRI ganó el gobierno federal y este año fue uno donde ocurrieron miles de cosas que podrían haberse pesado imposibles sólo unos meses antes. Hacer un recuento es innecesario, pero se ha roto tabúes y más se van a romper, espero, en los meses venideros, pero hoy vale la pena reflexionar sobre lo que espera, o lo que se espera que el PRI haga en los próximos meses y años.
La justicia social ha sido una bandera del PRI en sus diversas etapas, expresada de diferente manera. Está en su raíz, en su conciencia  y en su divisa. Por eso el Partido Revolucionario Institucional debe recuperar el concepto y la exigencia que le son característicos: la justicia social.
Respondamos con honestidad: ¿es cierto o falso que se ha  ensanchado y abismado la brecha que separa a la opulencia de la miseria?,  la riqueza se ha concentrado y se ha difundido la pobreza: ¿es cierto o falso?, ¿es cierto o falso que hay desesperanza, y que los desesperados claman, impacientes, por una luz en la oscuridad?
Si es falso, si no hay tal distancia entre la opulencia y la miseria, si no existe ansiedad y desilusión, si el sosiego y la satisfacción abundan, los priistas podrán reposar confiados. Estarán a salvo. Nada alterará su camino ni perturbará su sueño.
Pero si la denuncia corresponde a la realidad, aunque esta realidad no se haya construido en la última hora, sino en una etapa más o menos prolongada, larga y sombría; si todo esto es apenas un testimonio de lo que ocurre en la vida de la nación, deberemos preocuparnos y ocuparnos en seguida. Ocuparnos, más de lo muy ocupados que podamos estar. No hay contradicción alguna, dije deberemos, porque la tarea será de todos, no sólo de los priistas.
Tal vez habrá necesidad de moderar o matizar. Quizá será preciso rectificar, antes de que la gota desborde el vaso. El debate nos hará saber si hay que modificar o hay que perseverar; si hay que hacer una de estas cosas, en todo o en parte; si hay que hacer ambas en la medida que sugiera la dialéctica; o si no hay que hacer nada, más que proseguir.
Hablemos, pues, de lo que debemos hacer y de lo que no debemos hacer. Convicción y voluntad de tolerancia, pues. No una tolerancia que desdeña al otro o lo padece, sino una que lo escucha y lo acepta.
Vivimos una hora de riesgo. No sólo se halla a prueba el destino del partido, que importa a sus militantes, sino también el futuro de México, que nos importa a todos. Eso es cierto. El PRI va más allá de él mismo. Lo que haga y no haga trascenderá sus filas e influirá en la nación mexicana. Así ha sido antes y así será mañana, probablemente.
Dejo de lado las calificaciones. No digo en este momento si ha sido o será para bien o para mal, aunque es obvio que, como priista, tengo una opinión formada. Me limito a decir que nos trascenderá lo que hoy logremos y lo que no consigamos. Por ello, aquí cobran su sentido más profundo y más urgente la transición o la crisis. Y es en este punto, el más intenso de los años recientes, donde el riesgo aflora.
El PRI debe pensar en enfrentar el 2014  como la oportunidad de iniciar otro capítulo de su historia, quizá el más importante de su historia, precisamente cuando la nación mexicana abre un nuevo capítulo de la suya.
Si el pueblo atrapado en la crisis más grave de su historia moderna quiere y necesita soluciones suficientes y oportunas, es decir, soluciones de fondo, el partido no puede cambiarlas por ponencias; no puede sustituirlas por discursos; y sobre todo, no puede ignorarlas.
Están a la vista las próximas elecciones. También lo están las próximas generaciones. No se trata de ganar aquéllas a cambio de perder éstas. Ya perdimos dos veces la presidencia de la república, no perdamos ahora la República misma.
Un partido político debe advertir que el futuro es uno solo, desarrollado en dos episodios: el de los comicios llega primero.
La única forma de hacer ambas cosas es oír, atender, secundar las exigencias del pueblo; hacer de ellas bandera de partido y de gobierno. Si el partido asume esa determinación desde ahora podría colocarse en el rumbo debido para emprender la dura prueba que afrontará en 2014 y 2015.
La única forma de hacerlo es atender preguntas fundamentales: ¿de dónde venimos?, ¿en dónde nos hallamos? y ¿a dónde vamos?
Estas son las preguntas fundamentales. Si hay respuestas, se pueden planear todas las acciones y preparar todos los comicios. Unas y otros como punta de lanza para el futuro y condición para alcanzarlo.
Cuando formulo estas preguntas, no me refiero sólo a lo inmediato y evidente, sino al sentido más profundo, necesario y sugerente.
En ocasiones parece que nos confinamos en preguntas de corto alcance y aportamos respuestas del mismo carácter. Al hacerlo, ignoramos que la lógica política, si quiere dar trascendencia a sus decisiones fundamentales, debe proceder exactamente al revés: fijarse primero un gran destino, y luego, dar los pasos que necesite  para alcanzarlo.
No es posible que un partido político camine sin respuesta para aquellas tres preguntas. Si lo hace, irá a la deriva. Estará a merced de las circunstancias. Pasará de largo frente a las mejores oportunidades de su vida, sin percatarse de que va dejando atrás, inadvertidos, su identidad y su destino.
En el pueblo profundo están las respuestas. No pueden hallarse en otro lado. Para esto no hay reglas universales y perfectas; ni circunstancias intercambiables, a fuerza de ser indiferentes; ni breviarios infalibles.
En política, la voz de Dios sigue siendo la voz del pueblo. En el pueblo está la raíz y a la raíz debemos ir si queremos reencontrar el camino.
En esto no hay novedad, aunque ahora nos alternemos el gobierno, compartamos las tribunas y a veces confundamos los discursos. Puede ser válido. Todos somos mexicanos; tenemos los mismos derechos y aspiramos a las mismas oportunidades.
Pero también es válido y legítimo que en la confrontación de las ideas queden claras las intenciones de quienes las profesan.
Es preciso poner manos a la obra. Así amainarán los vientos que soplan.
Tres Comentarios al Margen
1.- Hoy, en 1980, era un feliz soltero. Hoy, 33 después, soy un hombre muy feliz. Una mujer que amo y me ama, ha sido mi compañera, mi amiga, mi amante en estos años. Duros años, felices años. Hoy, simple y llanamente, soy 33 años más feliz.
2.- Adoro los placeres sencillos; son el último refugio de los hombres complicados. Oscar Wilde
3.- El que sabe que suficiente es suficiente siempre tendrá suficiente. Lao Tse
Twitter: @macosta68



jueves, diciembre 12, 2013

EPN, un año difícil





En cuanto a la evaluación del primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, difícilmente habrá quien discrepe en que ha sido un año cuesta arriba. No ha habido momento de reposo y en muchos aspectos hay un sentimiento de pérdida. La violencia se ha recrudecido, la economía marcha mal, el corte al flujo de dinero ha provocado prácticamente una quiebra técnica del gobierno, pero, a pesar de todo, puede decirse que también ha habido avances sustanciales.
Empecemos: ls primera sorpresa fue el discurso de toma de posesión. Más allá de los lugares comunes, fue presentado un plan de trabajo concreto, sencillo –en apariencia-, que trajo una impactante novedad: un pacto de las principales fuerzas políticas, PRI, PAN y PRD, en el que había el compromiso concreto de llevar a cabo una agenda legislativa y de impulsar, conjuntamente, reformas que dieran viabilidad al país. El Pacto por México fue una esperanzadora novedad.
Las reformas fueron vistas, así, plausibles, al alcance de la mano de los dirigentes de los partidos. Parecía imposible lograrlo, pero el Pacto aguantó casi un año, casi.
La primera reforma fue la llamada reforma educativa,  que en realidad es una reforma en el ámbito laboral y exclusiva para los docentes, es decir, para poco más del 70 por ciento de los trabajadores de la educación. No hay reforma en cuanto hace a planes y programas, no hay, incluido el Instituto Nacional de Evaluación, novedades reales en el ámbito educativo.
Adicionalmente, vino la defenestración de Elba Esther Gordillo Morales, tras 23 años de estar en el poder del sindicato más numeroso de este país y tal vez de América latina. Nos recordó al Quinazo.
También está la reforma en materia de Telecomunicaciones, que viene a marcar un hito porque es algo largamente deseado y pospuesto y que, al menos e apariencia, le permitirá al gobierno meter e orden ese sector, vital para nuestro país. .
También hubo la reforma fiscal, hacendaria la llamaron, que tanto escándalo armó y que llevó a muchas personas salir a la calle  a defender su patrimonio, porque se pretendía cobrar IVA e colegiaturas, en las adquisición de vivienda nueva, en la renta de vivienda y en otros ámbitos. Con una alianza con el PRD, el presidente logró sacar esta reforma y rompió la inercia marcada durante muchos años.
Luego, en un alarde político, el presidente envió una iniciativa para obligar a los partidos a postular a mujeres en el 50 por ciento de los cargos de elección popular, en el ámbito federal, por supuesto. La iniciativa tiene sus méritos, pero también podrán en jaque a todos los partidos   porque si ya en 2012 se vieron en problemas para completar el 40 por ciento,  ahora, con la obligación de hacer una postulación menos que paritaria -debido a que las mujeres sólo podrán tener como suplentes a mujeres, pero los hombres podrán llevar como suplentes también a mujeres-, el asunto se complica seriamente para todos los partidos.
También en el ámbito político, abrir las puertas a la reelección inmediata en los cargos de elección popular, con una limitación en el número de reelecciones permitidas,  se rompió un tabú, casi un símbolo nacional, que desde la muerte de Alvaro Obregón parecía haberse cerrado para siempre.
Pero la madre de todas las batallas y reformas es la referente a la energética: gas, petróleo, electricidad.
Con una estrategia prevista, con pasos anunciados, Enrique Peña Nieto engañó con la verdad. La izquierda, naturalmente opuesta a la reforma del sacrosanto artículo 27 constitucional, se levantó en armas, el PRD amenazó, y cumplió, con salirse del Pacto, pero la reforma salió, pese a todo.
Ahora, en este segundo año, en el que se dice que el dinero fluirá desde enero, se espera que haya un crecimiento económico que permita llegar, por lo menos al 3.4 por ciento, es decir, casi tres veces el tenido en este año que cierra ya.
Como sea, Enrique Peña Nieto va empujando la nave. El destino es incierto, por lo menos para muchos de los tripulantes y para la mayoría de los pasajeros, pero se puede decir que el capitán ya tiene las herramientas para trazar un nuevo rumbo.
Veremos y comentaremos.
Tres Comentarios al Margen
1.- Los diputados locales se pusieron de acuerdo y piden a los gobiernos federal, estatal y municipal, negar los permisos correspondientes para la mina en Zacualpan se ponga en marcha. El asunto ha divido ya a esa comunidad y todo parece indicar que los problemas van a complicarse y no a resolverse en el corto plazo, por los intereses de un grupo de comuneros.
2.- La ocupación de la tribuna del Congreso tiene una misión justiciera, por supuesto: impedir la tiranía del debate y esa imposición grotesca de la votación mayoritaria. A la pedestre lógica de la deliberación contraponen la retórica de los cuerpos que ocupan físicamente el espacio legislativo, los gritos que asfixian cualquier argumento. Se trata, como siempre advierten, del último recurso: ellos querrían quedarse a escuchar el debate desde su curul pero se ven obligados al asalto. No les queda de otra. Se ven forzados a impedir a gritos que otros hablen y que se imponga la cuenta de los votos. Quienes toman la tribuna definen su contribución  a la vida parlamentaria en los términos más pedestres: bultos que gritan. A su grupo político aportan cuerpo y ruido.
Jesús Silva Hérzog Márquez
3.- Ser objetivo es tratar al prójimo como se trata a un objeto, a un muerto, es comportarse con él como un sepulturero. Emilio M Cioran
Twitter: @macosta68

jueves, noviembre 28, 2013

2015, oportunidad del gobernador




Los aspirantes a candidatos a cargos de elección popular en Colima han iniciado la danza de la burrita, con un pasito pa’delante y dos pasitos para atrás.
Vea usted si digo la verdad o no. El subsecretario de Comunicaciones de la SCT, tuvo que salir públicamente a desmentir que esté realizando acciones con el fin de promocionarse entre los electores colimenses, particularmente los priistas, para ser el candidato del PRI a la gubernatura en el 2015.
¿Por qué debió salir José Ignacio Peralta Sánchez, Subsecretario en la SCT, a negar que esté haciendo actos de proselitismo político y a enfatizar que está metido de lleno en la responsabilidad que el presidente del país le encomendó?
Lo hizo porque un medio online señaló que “Nacho” estaba apuntado pa’la gubernatura.  Tan simple y llano como eso.
Los reporteros, los articulistas, los colaboradores eventuales y todos quienes tienen acceso a los distintos medios de comunicación, solemos tratar de imponer nuestra agenda a los políticos. En todo tiempo y lugar, los periodistas queremos que los políticos hablen de lo que nos interesa, de lo que nosotros decimos que le interesa al público, a la audiencia, aunque en realidad el asunto sea de interés, fundamentalmente para nosotros mismos.
Los aspirantes están metidos en lo suyo y si ponemos nombres, veremos que hay dos bloques: los que tienen restricciones para hacer proselitismo político abierto y los que están libres de ataduras y tienen todos los medios para hacer campañas.
Veamos: Federico Rangel Lozano, Rogelio Humberto Rueda Sánchez y José Ignacio Peralta Sánchez  pertenecen al grupo de los aspirantes con restricciones. La naturaleza de sus cargos en la administración pública municipal y federal, les pone candados en varios aspectos: el uso de recursos públicos, el tiempo para hacer precampaña y las obligaciones propis de su cargo.
Por otra parte, Mely Romero y Nabor Ochoa no tienen absolutamente ninguna restricción al respecto y pueden hacer campaña en todo el estado sin ningún problema. Reunirse con quien quieran, donde quieran y a la hora y el día que quieran, siempre y cuando no haya sesión en sus respectivas cámaras en esas fechas y horarios.
Por otra parte, están los activos políticos de los aspirantes: ¿quiénes apoyan a cada uno de los aspirantes, o a varios a la vez?
Entre los  activos habrá que ver las relaciones con los grupos de poder del centro, del equipo de Enrique Peña Nieto, para no darle vueltas al asunto, con los grupos de poder locales, con el gobernador en primer término y con los otros grupos políticos existentes al interior del PRI.
De igual manera, habrá que ver quiénes son los operadores políticos de cada uno de los aspirantes. Cuánto le suman o restan en términos reales esos operadores.
Finalmente, habrá que ver si alguno tiene tropas probadas en estos menesteres.
El equipo de EPN se ha distinguido por elegir candidatos, ya lo izo en este año y el año pasado, con base, fundamentalmente, en estudios de opinión, “sus” estudios de opinión. Eso es un hecho indubitable.
De igual manera, hay opinadores que aseguran que ahora será EPN quien decidirá las candidaturas a gobernador, al viejo estilo priista, sobre todo por el marcado centralismo económico que está dando ahora y que lo mismo ocurrirá en lo político.
A ellos les digo solamente que la prioridad para el equipo de EPN es, fundamentalmente, lograr la mayoría absoluta en la cámara de diputados, es decir, alcanzar 251 diputados federales en 2015.
¿Cómo se puede lograr esto?, ¿imponiendo candidatos desde el centro?
En el caso de Colima, pienso que ésta es la ventana de oportunidad que se le abre al gobernador para negociar las candidaturas a diputados federales y la de gobernador. Los candidatos por él elegidos en 2012 fueron absolutamente exitosos y esa es la mejor carta de garantía que puede exhibir, sobre todo en el segundo distrito electoral federal, donde Pico Zepeda superó una desventaja inicial de 20 puntos y ganó de manera absoluta la elección al obtener el triunfo en los cuatro municipios que integran la demarcación.
Por eso, desde mi punto de vista, el gobernador  Mario Anguiano Moreno tendrá un espacio de negociación con EPN y la cúpula priista para la nominación del candidato a gobernador y eso será vía las encuestas. Quien mejor posicionado esté en el momento de la decisión, habrá de obtener la candidatura, guste o no  a muchos priistas.
Así ha sido antes y así va a ser ahora. No hay razón válida para que sea diferente.
Tres Comentarios al Margen
1.- Bien por el gobierno federal que rescatará a 300 mil trabajadores de la educación que tenían créditos con altísimas tasas y que ahora pagarán sólo el 18 por ciento anual de interés. No habrá recursos públicos comprometidos para esta operación, sino que en realidad se destinarán cinco mil millones para que se compre la deuda magisterial y éstos la paguen al gobierno federal quincena a quincena. Los pagos los harán en BANSEFI, que tendrá ahora más de 300 mil clientes nuevos. Buena acción de EPN.
2.- El asunto de la mina en Cerro Grande debe preocupar a muchos. Esa zona abastece de agua potable a toda la zona conurbada Colima-Villa de Alvarez, es decir, a más de la mitad de la población del estado. Debe actuarse respetando la ley y viendo el beneficio de la mayoría. La preservación ecológica de esa zona es vital para la supervivencia de casi 300 mil habitantes.
3.- Las gentes a las que el lenguaje no les sirve para nada más que para comunicarse son las que hablan de un modo más ininteligible. Karl Kraus.
Twitter: @macosta68



jueves, noviembre 21, 2013

Pensiones, camino a Perdición




En estos días feriados, hubo declaraciones del Director de Pensiones del gobierno del Estado, César Ceballos, en el sentido de que entre cuatro ayuntamiento y el poder ejecutivo estatal tienen un adeudo de poco más de 100 millones de pesos. La declaración fue genérica, es decir, no especificó los montos de lo que cada deudor ha dejado de enterar a esa dependencia.
Pero las  declaraciones no pararon ahí, porque el dirigente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del gobierno del Estado, Víctor Vázquez Santoyo, dijo que la Ley de Pensiones es caduca  y debe modificarse sin dañar las conquistas sindicales de los trabajadores.
No es una declaración menor, ni de ocasión, sino que tiene trascendencia porque fue dicha en el contexto de la marcha realizada por los burócratas de Tecomán, quienes realizaron una marcha desde aquella ciudad hasta la capital del estado y aquí se plantaron frente al Palacio de Gobierno y acudieron al congreso local para exigir que el actual ayuntamiento les cubra diversos adeudos que otras administraciones municipales dejaron y que suman 32 millones de pesos.
Pero la declaración de Víctor Vázquez fue más allá, al señalar que al gremio que preside le ha ido más o menos bien con las prestaciones de la Dirección de Pensiones Civiles del Estado en cuanto a préstamos a corto plazo, aunque en este momento no hay créditos hipotecarios, porque la situación económica no lo permite.
Según el dirigente de los burócratas estatales, su organización sindical le ha apostado a no presionar al Gobierno del Estado de no presionar para no debilitar así sus finanzas, porque, y esto es lo interesante: “lo importante es asegurar el pago de las quincenas y las prestaciones junto con el aguinaldo que se avecina, estamos al pendiente que las cuentas estén correctas”.
No le demos vuelta, el dirigente de los burócratas estatales dice que lo importante es que les paguen sus quincenitas y el aguinaldo, lo demás es lo de menos. Eso es lo que subyace en su declaración.
Por eso es entendible que no tenga una gran preocupación por lo que ocurra con las pensiones de los trabajadores, ni que la dependencia exija recursos a los ayuntamientos para las pensiones y préstamos a los trabajadores del estado, de los ayuntamientos y de los organismos para estatales y paramunicipales.
Pero la Dirección de Pensiones Civiles del gobierno estatal exige recursos a los ayuntamientos, el 2.5 por ciento de lo pagado a cada trabajador de confianza, base o sindicalizado, aun cuando en lo que se considera su misión no esté contemplado el asunto de otorgar pensiones a los trabajadores que aportan recursos al fondo.
Es muy claro cuál es la misión de la dependencia, mire usted: “Contribuir al fortalecimiento de la seguridad social de los trabajadores afiliados al Fondo de Pensiones Civiles, a través de préstamos a corto plazo, préstamos hipotecarios y la administración de servicios médicos para el mejoramiento de su calidad de vida.” Fin de la cita.
¿En alguna parte se habla de otorgar pensiones a los trabajadores que hayan cumplido los requisitos señalados en la ley respectiva?, definitivamente no.
Pero el artículo tercero de la Ley de Pensiones Civiles para el Estado de Colima es muy clara al respecto, cito: “Art. 3o.- Las personas a que se contraen los artículos anteriores tienen derecho conforme a las disposiciones de la presente Ley y en los casos y con los requisitos que ella establece, a los siguientes beneficios.
I.- Pensiones de retiro.
II.- Devolución de los descuentos que se les hubieren hecho para integrar el fondo económico de la Dirección, al separarse del servicio.
III.- Obtención de préstamos hipotecarios.
IV.- Obtención de préstamos quirografarios.
V.- Obtener en propiedad o arrendamiento casas o terrenos propiedad de la Dirección de
Pensiones.
VI.- Los demás que establece esta Ley”. Fin de la cita.
Como se puede observar, el primer beneficio que la ley define para los trabajadores es el de la pensión, pero ésta no la otorga la multicitada dependencia del gobierno estatal, sino cada uno de los ayuntamientos y el propio gobierno estatal. De sus nóminas sale el dinero para pagar las pensiones.
¿Entonces?, ¿cuál es el beneficio de estar aportando el .5 por ciento mensual de los salarios de los trabajadores de cada ayuntamiento a una dependencia que sólo les hace préstamos a corto plazo?, ¿ganan con ellos los trabajadores?, ¿ganan los ayuntamientos?
Esas son algunas de las preguntas, pero vale la pena plantear la última: ¿por qué siguen  aportando recursos a una dependencia que no les da ningún servicio y sólo se queda con los fondos aportados por los ayuntamientos y sus trabajadores?
Un robo en despoblado, eso es. Un robo a sabiendas de quien roba y de quien se deja robar.
¿Por qué lo permiten los trabajadores?
Esas son las preguntas, suyos son los comentarios.
Tres Comentarios al Margen
1.- El secretario de Educación, Guillermo Rangel Lozano, anunció que se reimplantará el Operativo Mochila en las escuelas del estado, debido a la detección de alumnos que consumen drogas.  Por supuesto, el programa se aplicará con la participación de padres de familia,  asociaciones civiles, así como diferentes instituciones, entre las que destacan la Secretaría de Salud y la de Seguridad Pública.
Prevenir es fundamental y el programa ya mostró su bondad y efectividad cuando fue implementado originalmente.
Celebro esto y espero que la Comisión Estatal de Derechos Humanos pueda tener también una participación para garantizar que las acciones llevadas a cabo sean dentro del marco del respeto a los  derechos de los alumnos.
2.- ¿Con qué derecho os ponéis a rezar por mí? No tengo necesidad de intercesores, me las arreglaré solo. De un miserable, tal vez lo aceptaría: de nadie más, aunque se tratara de un santo. No tolero que se preocupen por mi salvación. Si le temo y le huyo, qué indiscretas resultan entonces vuestras plegarias. Dirigidlas a otra parte, de todas formas no estamos al servicio de los mismos dioses. Si los míos son impotentes, no hay razón para creer que los vuestros lo sean menos. Y aun suponiendo que sean tal y como los imagináis, todavía les faltaría el poder de curarme de un horror más viejo que mi memoria. Emile Michel Cioran
3.- “Los medios han desembocado en una mediocracia en la que los profesionales de la información, garantizan la mediación entre el poder político y la sociedad civil.” Ikram Antaki
Twitter: @macosta68