Buscar este blog

Cargando...

sábado, marzo 21, 2015

Indira y Jorge Luis, ¿quién miente?




Mucho se ha dicho en estos primeros días de las campañas electorales en Colima. Todos los candidatos a gobernador, unos más y otros menos, han salido a los medios para informar acerca de sus actividades proselitistas y para, en algunos casos, darse a conocer de cerca, tanto a los ciudadanos como a los propios trabajadores de los medios de comunicación.
Pero ha habido muchas acciones en esta primera docena de días transcurridos de campaña electoral. Los principales contendientes: Locho Morán por el partido Movimiento Ciudadano, Jorge Luis Preciado por el PAN y Nacho Peralta por el PRI, han tenido mayor cobertura, dado que no sólo son los más conocidos de los medios y los ciudadanos en general, sino que son los que más información y comentarios producen, tanto en los medios tradicionales, como en las redes sociales.
El asunto es que la señora presidente municipal de Cuauhtémoc con licencia, las perredista Indira Vizcaíno, declaró a Diario de Colima que “en días pasados recibió un ofrecimiento político y monetario para contender por el PAN como candidata a la diputación federal por el primer distrito, acompañado de una cuantiosa suma de dinero.”
Manifestó que la propuesta fue realizada por Óscar Zurroza Barrera, coordinador de estrategia y alianzas del candidato a la gubernatura, Jorge Luis Preciado Rodríguez, y unos días después, reiterada por el mismo postulante.
“Efectivamente, se hablaba de una buena cantidad para usarla en la campaña y personal, y hasta se hablaba de ir también en la lista pluri (nominal) federal, con tal de que aceptara.
“yo no quisiera abundar más en esos detalles, salvo que fuera necesario, sólo reitero que hubo esa invitación; días después, me encontré a Jorge Luis en un evento, el sábado antepasado, y me dijo que la propuesta tanto política como económica se mantenía en pie”. Fin de la cita.
El asunto viene a cuento porque el viernes estuvo el candidato del PAN a la gubernatura, Jorge Luis Preciado Rodríguez,  en el programa Palabras Mayores, que se trasmite en Radio Turquesa,  en el 92.9 de FM, de las siete a las ocho y media de la noche.
Una de las preguntas que le hice al candidato panista fue si era cierto lo que afirmaba la señora Indira Vizcaíno, en el sentido de que le había hecho la propuesta de que fuera candidata a diputada federal y de que el propio Jorge Luis Preciado le confirmara que la propuesta de la candidatura y la económica estaba firme  y su respuesta fue que hace más de un año que no cruza palabra con la señora  Vizcaíno, como no sea para decir hola o algo así.
En pocas palabras: negó haber reiterado la propuesta de la candidatura a la diputación federal por el PAN y más lo de haberle ofrecido dinero a cambio de que se sumara a su candidatura a gobernador y hacer una alianza de facto con el PRD colimense.
En una situación de esta naturaleza, uno de los dos dice falsedades o mentiras.
En mi caso, jamás he cruzado palabra con la señora Indira Vizcaíno, más allá de un eventual saludo en algún restaurante. No más de dos o tres palabras. No la conozco y tampoco sé si es cierto que le fue ofrecida una suma considerable de dinero por aceptar la candidatura panista a la diputación federal por ambas vías, como lo afirmó la señora perredista.
Pero fue público y notorio que hubo serios intentos de conformar una alianza formal entre perredistas y panistas, también es cierto que hay algo en que ambas partes coinciden y es que  es cierto que Oscar Zurroza, coordinador de estrategia y alianzas del candidato panista a la gubernatura, Jorge Luis Preciado Rodríguez, se entrevistó con la señora perredista Indira Vizcaíno para hacerle el ofrecimiento de la alianza de facto entre el PAN y el perredismo que controlan los Vizcaíno en el estado, vía  su postulación como candidata a diputada federal por ambos principios.
Lo del dinero y de la ratificación del ofrecimiento por Jorge Luis Preciado Rodríguez es el punto de discrepancia. Pero éste no es un asunto menor, ni mucho menos, sino que es lo que permite definir el modo de operación para atraer a políticos de otros partidos para que sean candidatos a cargos de elección popular por la vía de la mayoría relativa.
Desconozco si a los dos priistas que tienen como candidatos a diputados federales les hicieron un ofrecimiento similar, en monto y opciones electorales, al que asegura la señora Indira Vizcaíno que le hicieron a ella.
Como lo dijo la propia Indira en la entrevista de marras: “Conmigo así fue el ofrecimiento, a mí me parece que querer llegar por la parte económica, es como ellos piensan, que creen que con dinero se pueden comprar conciencias. Es por eso que yo no quise participar con ese proyecto”, afirmó.
Jorge Luis Preciado Rodríguez tiene la palabra.
TRES COMENTARIOS AL MARGEN
1. Campañas atípicas en Colima. Inéditas por el repechaje que ha habido entre los diversos partidos. Los mismos jugadores, casi, en nuevas casacas. Ya entraremos en detalles.
2. CONAGUA debe poner especial atención en Manzanillo, antes de que ocurra una desgracia por el pésimo estado del canal pluvial concluido hace muy poco tiempo y que ya presenta un estado lamentable. Primera llamada para el delegado, José Juan Michel.
3. Algunos tienen desgracias; otros, obsesiones. ¿Quiénes son más dignos de lástima? Emil M. Cioran.

jueves, setiembre 11, 2014

PRI Colima, ¿Por la libre?





Mucho se ha hablado de las declaraciones hechas por el gobernador del estado de Colima, Mario Anguiano Moreno, en el sentido de que el PRI estatal creará una comisión especial para postular a candidatos locales a los cargos de presidente municipal y gobernador del estado.
Aun cuando el propio Anguiano Moreno aclara que esta comisión no será la misma que señalan los estatutos y cuyas facultades son única y exclusivamente para postular candidatos a  diputados federales y locales, aclaró que realizarán una consulta con el CEN del PRI al respecto.
Según el gobernador de Colima, esta comisión especial se creará por acuerdo de los 10 aspirantes a la gubernatura del Estado y que será un órgano especial.
Por su parte, el CEN priista la llamada Comisión para el Fortalecimiento Partidista y Cohesión de la Militancia, presidida por el Secretario de Organización de la dirigencia nacional y cuyos demás integrantes son los presidentes de los nueve comités estatales priistas donde habrá elección de gobernador.
Por si no quedó claro, al hacer uso de la voz el presidente de esta comisión de tan larguísimo nombre, dijo que el PRI es un partido nacional, no una federación integrada por 32 partidos estatales. Parece una obviedad, cierto, pero el propósito es evidente: recordar a todos que la línea viene del centro y no de la periferia, en otras palabras, que el todo (el CEN priista) es mucho más que la suma de sus partes (los 31 comités estatales y el de la Ciudad de México).
Por eso, la declaración del gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, líder de los priistas colimenses, no tiene nada de confuso, ni de despistado, sino que muestra su  idea de llevar el proceso de selección de candidato a gobernador del estado por donde mejor le plazca, aunque declare que va a “consultar” a la dirigencia nacional priista para saber su opinión respecto de la creación de “SU” comisión especial para postular candidato a gobernador y alcaldes.
Desde luego, Mario Anguiano Moreno sabe que su antecesor en el cargo, Silverio Cavazos, mandó al diablo al CEN priista -presidido entonces por Beatriz Paredes Rangel, hoy embajadora de México en Brasil-,  e impuso al propio Mario Anguiano Moreno como candidato.
Por esa razón, los movimientos del gobernador son previsibles sencillamente porque pretende ejercer el mismo “derecho que su antecesor de decidir quién será el candidato de su partido al gobierno estatal.
Por lo pronto, mañana estará aquí Melquiades Morales, exgobernador de Puebla y quien sustituye en Colima a Fernando Moreno Peña como Secretario Regional del CEN priista. Tal vez él, en su carácter de representante de la dirigencia nacional priista, pueda clarificar este asunto de  comisiones especiales y darle un cauce institucional a lo que hoy pueden parecer acciones de control personal del proceso de elección de candidato a gobernador.
Mañana habrá más noticias al respecto.



TRES COMENTARIOS AL MARGEN


1. Tiene razón el regidor priista porteño,  Sergio Sánchez Ochoa: La Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha creado inmensidad de líos en el puerto con diversas obras realizadas en los últimos diez años y, al parecer, va a seguir causando destrozos. La denuncia incluye el hecho de que en las actuales obras que realiza para hacer un carril adicional, confinaron un cauce de un arroyo, río o afluente, sin considerar los riesgos que ello supone. Más de la misma olla.
2. Federico Rangel, alcalde capitalino, ha demostrado que con pocos recursos económicos pueden hacerse obras que sirvan a la población. Eso, además de poner orden en la administración de la hacienda municipal son muestras de su eficiente desempeño como presidente municipal de Colima.
3. Se puede soportar cualquier verdad, por muy destructiva que sea, a condición de que sea total, que lleve en sí tanta vitalidad como la esperanza a la que ha sustituido. Emile Michel Cioran E


jueves, agosto 28, 2014

Colima, Obligado a Cambiar


 
Los deseos están ganando la batalla. El ansia devora a los aspirantes, a sus equipos, a sus seguidores, a los periodistas, a los eventuales  y a los de siempre. Resulta harto evidente porque las publicaciones, las entrevistas, en internet, radio, televisión o medios impresos, son acerca de cuándo y cómo debe llevarse a cabo el proceso de selección de candidato a la gubernatura, quiénes deben estar en la lista, quiénes la encabezan,   quiénes son locales y quiénes juegan de visitantes en su propia tierra.
Por ello, conviene hacer algunas consideraciones y reflexiones al respecto: Es  tiempo de cambiar. Como ya se ha dicho, todo cambia, pero es preciso cambiar donde debe hacerse: en el fondo de las cosas. Ahí se requiere el cambio, porque ahí está la raíz de los problemas.
No sigamos la vieja tradición de los cambios gatopardianos, no cambiemos sólo  en la superficie.
No tengamos miedo al cambio. Hagámoslo nuestro.
Hoy, todos se preguntan  por el destino inmediato de esta embarcación navegante en aguas inciertas. No es una travesía sencilla ni hay claridad en el rumbo. Pero es preciso seguir adelante. Sin embargo, primero se deben precisar rumbo y destino y después, elegir al capitán para conducir la nave. No es tarea sencilla, pero hay capacidad, valor y talento en muchos priistas, como para cumplirla con éxito.
Circulan muchos nombres. Cada uno llena la imaginación, el corazón y la inteligencia de un grupo de priistas. Los postulantes se han echado a la calle y con ellos comienza el desfile de sus seguidores, quienes ya tienen banderas particulares, a falta de grandes banderas generales. Son desfiles arriesgados en horas de peligro. Pero así están las cosas. Esos abanderados tempranos ya nos han dicho sus propósitos. Sí, ellos quieren, quieren, quieren.
Por lo pronto, querer es todo. Y quieren ser investidos. O dicho de otra forma: quieren el poder; ansían el poder. Quieren el mando, el liderazgo. El poder a puños.
Nos debe  interesar esta reflexión. No importa quién quiera ser el candidato del PRI; necesitamos saber para qué quiere serlo, con qué proyecto, hacia qué horizonte. Lo necesitamos para saber si sus propuestas coinciden  con las nuestras, o si son mejores.
Por lo pronto, no sabemos qué quieren quienes tanto quieren.
En el gran espacio provocado por la victoria del 2012, afloraron  muchas ambiciones y ahora debemos oír las propuestas. ¿O acaso deseamos permanecer en la discreción y el silencio mantenidos durante tantos años?
Difícilmente sucederá tal cosa. Por eso necesitamos saber qué quieren hacer con la candidatura,   a qué dedicarán el poder anhelado y en qué invertirán el apoyo solicitado. Así sabremos a qué le tiran ellos y a qué le tiramos nosotros.
 El 2012 nos dejó una tarea impostergable: repensar a Colima. Repensar quiere decir pensar de nuevo, para descubrir a la entidad y formular el plan de viaje de los colimenses. Después, debemos movernos en esa dirección, en  forma enérgica y resuelta. Debemos hacerlo porque Colima impone su nueva presencia y exige soluciones de veras: ni ambiciones, ni dogmas, ni espejismos. Estos seducen a quienes los proponen, y agravian a quienes los padecen.
Hoy, nos dolemos de políticas económicas cuya aplicación ha lacerado al estado y ensombrecido sus días: de ellas procede ese inmenso contingente de colimenses en pobreza extrema, esto es, en franca y dolorosa miseria. Un contingente de miles, no sólo un puñado.
Nos dolemos también del olvido de una Revolución popular en aras de un breviario de programas, acciones, metas y lineamientos carentes de espíritu y, por lo visto, también de cuerpo. De todo eso, y más, nos dolemos hoy. Por todo eso, y más, debemos repensar a Colima y rehacer su camino y su destino.
Los mayores temas de Colima poseen una rara virtud: todos son principales e impostergables. Urgen y tocan a nuestra puerta. Si no hay respuesta, la derribarán.
Ahora bien, ¿cómo abordarlos,  si no hemos reflexionado, previamente, para definir qué entidad queremos ser y hacia dónde nos debemos enfilar? No sólo con quién nos debemos afiliar. Entonces, abramos primero la discusión sobre lo que queremos para Colima.  
Antes de poner en unas manos la candidatura, debemos poner en las manos de todos, la decisión sobre el destino de este estado. Es decir, antes de elegir a una persona, debemos repensar a la entidad.
Sólo así tendremos un estado con rumbo, aprovisionado con el ánimo, el espíritu y el mandato de todos.
Sólo así contaremos con los instrumentos para mover las fuerzas del estado.
Cualquier lugar es trinchera cuando la lucha es justa. Ofrezco contribuir con mis opiniones y mis actos a la creación de esta nueva sociedad, de este nuevo gobierno, anhelo de todos.
Por estas y otras razones, me congratula compartir estas reflexiones con ustedes, justo cuando es momento de  ponernos de nuevo en movimiento, sin estridencia ni demagogia, sin encono ni violencia: únicamente con propósito resuelto de libertad, de justicia y de recuperar la grandeza de Colima.
Sólo así podremos tener un gobierno fuerte, consolidado, capaz de navegar con éxito en las procelosas aguas de este milenio tan complicado.  Ciertamente, la obligación de cambiar produce en  muchos  temores e incertidumbre y hace aflorar tensiones, resistencias e intereses contrapuestos.  
No importa. Encaremos los retos con ánimo decidido. Hagámoslo por lealtad y respeto a nuestra historia y a nosotros mismos. Perfeccionemos nuestra vida política local. Seamos una sociedad abierta; construyamos, démonos un gobierno con vocación para la libertad, la democracia, la  pluralidad  y  la justicia social.
TRES COMENTARIOS AL MARGEN
1. ¿Qué  es el mal? Lo que se hace para conseguir un momento de felicidad en este mundo.  Emile Michel Cioran
2. “Toda verdad es simple:” ¿No será esto una doble mentira? Friedrich Nietzsche
3. En el debate sobre las cualidades respectivas de los diversos regímenes se decía que la democracia es mejor que el poder de uno solo, porque ofrece garantías contra la arbitrariedad y la violencia. Luego se describió que oponía, a la arbitrariedad de un tirano, la violencia de una multitud incapaz. "Escapar a la insolencia de un tirano, para caer en la de una masa desenfrenada, es intolerable", escribe Heródoto. "El tirano hace las cosas a sabiendas de lo que hace; la masa ni siquiera se da cuenta." Ikram Antaki