Buscar este blog

jueves, abril 12, 2007

El Pase Automático, ¿Deterioro Educativo?

Tal vez, sólo tal vez, recuerde usted que hace tiempo el secretario de educación, Carlos Flores, dijo que se estaba en proceso de análisis la propuesta de ya no reprobar a ningún niño en educación primaria. Hubo voces a favor y en contra, aunque quedó claro que sólo era una propuesta y que aún se estaba en su análisis.

Eso fue aquí, en Colima, mientras que en Nuevo León, el secretario de Educación anunció recientemente que los niños que ingresen a primaria en las escuelas del estado tendrán pase automático. Esto es, nadie podrá ser reprobado en ninguna escuela primaria de ese estado.

Desconozco más acerca del asunto, por lo que sólo tengo algunas preguntas que espero que la dependencia pueda contestar, una vez que hayan regresado de vacaciones. Desde que me enteré de esta decisión en Nuevo León, platiqué con profesores y padres de familia al respecto y, en general, hubo, primero, incredulidad y, luego, rechazo a esta medida.

Una de las preguntas que hubo, más allá de las consecuencias a mediano y largo plazo en las competencias académicas de esos alumnos, fue la de que si el rango de calificaciones sería de 0 a 10 y contendría una variación de una décima, para tener no sólo una medición precisa de los alumnos, sino una mejor evaluación. Como no van a ser reprobados, deberá mostrarse con mayor precisión el rendimiento académico de los alumnos.

Desde luego, no será lo mismo un alumno de 2.3 que uno de 9.1. Ambos serán compañeros de grado los seis años de primaria y tal vez para entonces ya se habrá decidido que en secundaria tampoco haya reprobados.

Una medida de esta naturaleza puede llevar a la educación niveles cada vez más bajos, porque podrían bajar la dedicación, el entusiasmo, la participación de los padres y podría generar actitudes de desdén o desprecio para cumplir con las responsabilidades académicas.

¿Para qué me apuro? ¿Para qué me desgasto tanto?, podrían decir padres, alumnos y hasta maestros, si al fin de cuentas, de cualquier manera y sean cuales sean sus desempeños académicos, todos, absolutamente todos deberán ser aprobados.

Se cumplirá el sueño de muchos: sólo bastará inscribirse en un grado determinado, para aprobar en automático, bastará no morirse para ser aprobado. ¿No? Se dice que un conocido político colimense, hoy impulsor de una corriente perredista, cursó en Europa un “doctorado” de los que se hacen en menos tiempo del que se obtendría una maestría y no fue un doctorado directo, porque esos duran, por lo menos, cuatro años. Tal vez ese sea el modelo que se pretende instaurar.

Para aprobar, en Nuevo León, por lo pronto, no será necesario estudiar, ni cumplir con tareas, ni hacer investigaciones, ni dedicar largas tardes a las jornadas extraescolares. Bastará, insisto, con no morirse en el año escolar, con asistir de manera más o menos regular, para ser aprobado. Bueno, pero la autoestima de los alumnos norteños se verá estimulada al no tener ya la angustia cotidiana de tener que cumplir un conjunto de responsabilidades en la escuela y en su casa, para aprobar el año. Su autoestima se verá estimulada porque sabe ahora que no importa que el “nerd” de la clase se apure, ya no hay razón: ante la ley, todos son iguales, hay pase automático. ¿El sueño de muchos?

Pregunté a varios docentes y ninguno creyó que fuera cierta la noticia y cuando les mostré la información encontrada, me dijeron, casi sin excepción, que le veían más complicaciones problemas que beneficios. Que si bien era cierto que podía mejorarse la autoestima de los alumnos de bajo rendimiento escolar, también lo es que puede provocar una baja general e el rendimiento académico de los alumnos al no haber ya “razones” para aplicarse en sus responsabilidades. Dijeron también que ello podría ocurrir también con algunos docentes, porque “se la llevarían suave”, aunque reconocieron que el ascenso en Carrera Magisterial sería más complicado si el rendimiento académico de los alumnos bajara, porque éste es uno de los elementos a evaluar y habría menos movilización magisterial. En pocas palabras, en principio, las consecuencias más importantes serían e sentido negativo.

En lo personal, no creo que el pase automático sea instrumentado en Colima, sobre todo porque, estoy seguro, ello no contribuiría a mantener el primer lugar en compresión de la lectura y matemáticas, obtenido por Colima, según estudio del Banco Mundial, en el año 2003.

En fin, la noticia no entusiasmó a ninguno de los docentes entrevistados, pero estaremos al pendiente de la evolución de esta iniciativa del gobierno neolonés.

TRES COMENTARIOS AL MARGEN

1.La declaración de la dirigente del PRI, Itzel Ríos, en el sentido de que su partido habrá de elegir a su candidato a gobernador mediante la unidad y el consenso, resulta interesante y lo es porque determina algo mucho muy importante: la importancia del método. Una vez definido el método, queda claro ya que no habrá procesos internos de elección de candidatos, así sea mediante consulta a los consejeros políticos estatales y municipales, en su caso, sino que habrán de ser candidaturas de unidad y de consenso.

Al respecto, valdría la pena señalar que podría haber candidato de unidad, pero no de consenso, porque me parece difícil que en las actuales condiciones políticas que viven los priístas, puedan darse consensos en materia de elección del candidato a la gubernatura. Sobre todo porque consenso significa, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua: “Acuerdo producido por consentimiento entre todos los miembros de un grupo o entre varios grupos.”.

Y allí es donde está el problema, en que dudo que pueda darse un acuerdo entre todos los miembros del PRI para ver quién será su gobernador. No se ha logrado nunca un acuerdo de esta naturaleza, nunca hasta hoy. No digo que sea imposible lograr el consenso al respecto, sólo señalo que es realmente muy difícil de lograrlo.

Por ello, creo que el método de candidato de unidad es más que suficiente, pero añadirle el candado del consenso, puede volverlo realmente complicado de alcanzar. El método de elección es complicado y si no van a hacer consultas abiertas a los ciudadanos, entonces, la candidatura de unidad es un buen recurso, pero no así la de consenso.

Porque elegir al candidato a gobernador es no sólo un paso más, sino que puede convertirse en el aspecto más importante, si se pretende estar en condiciones para ganar la elección en el 2009 y estoy convencido de que ningún partido político en el poder entre a una elección con el ánimo de perder una elección.

Lo importante es que, efectivamente, sea un candidato capaz de unir a los priístas en su favor. Eso es lo importante, que el candidato congregue en su entorno a la inmensa mayoría de los priístas colimenses y los haga moverse en favor de su candidatura. Sea quien sea el candidato, eso no es tan importante, porque lo más importante es con qué ánimos llegarán los priístas al proceso electoral del 2009.

Y en eso tendrá mucho que ver la manera como sea resuelto el asunto de la elección de los candidatos a los distintos cargos de elección popular.

Veremos cómo resuelven este asunto.

2. Estoy a favor del aborto. Desde mi punto de vista, debería bastar sólo la decisión dela madre para que las instancias de salud pública lo practicaran, justo antes de las 12 semanas de gestación, por supuesto. Más a favor estoy de que este tema sea discutido libre y ampliamente en todos los ámbitos. Esta es una característica de la democracia: escuchar a todas las voces y resolver en consecuencia. La amenaza de excomunión no basta para frenar a nadie, sea o no miembro de la iglesia que lo excomulga. Deberían saberlo quienes han amenazado con ello a los legisladores que voten a favor de la propuesta de ampliar el número de causales que despenalizan el aborto. Es una muestra clara de extremismo religioso y, si se me permite el término, hasta de fundamentalismo. Si la jerarquía católica no quiere que los miembros de su iglesia lleguen a abortar, que hagan campaña para que no lo hagan, pero no olvidemos que vivimos en un régimen civil, no teocrático, al menos todavía. Sacar a pasear a individuos como Serrano Limón es un grave error de estrategia, como ya quedó asentado en su presentación en la asamblea legislativa, donde hasta los diputados del PAN se deslindaron de él, al ver las consecuencias negativas de un maridaje extremo con el provido mayor.

Las cuestiones morales son individuales y cada uno las resuelve a su manera. Pero los valores que asumimos como sociedad son responsabilidad de todos. Los ámbitos son diferentes y diferentes los medios para sancionar las desviaciones de la norma. Para unos, la condena eterna y para todos, la aplicación de la ley.

No nos confundamos: no se va a despenalizar el aborto, ya está despenalizado. Ahora, simplemente se pretende agregar una causal más. Eso es todo y el asunto es en el DF, no en toda la república, aunque luego podría replicarse en los estados dicha modificación legal.

Eso es bueno, porque ayuda a resolver problemas de salud pública. ¿Cuántas mujeres se practican abortos clandestinos? ¿Cuántas mueren al año por esa razón?

Por eso estoy a favor del aborto.

3. De manera especial, deseo a mi amigo Luis Gaitán Cabrera y a su familia, que encuentren resignación y paz ante la pérdida de su amada hija Carola. La Madre Teresa de Calcuta dijo una vez lo siguiente: “Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros quienes controlamos nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control y podemos confiar plenamente en Él”. Un abrazo solidario.

4. “Elegir es equivocarse” Octavio Paz

macosta68@hotmail.com

macosta68@gmail.com

agendapolitica.blogspot.com

1 comentario:

Lulú dijo...

;)